La historia de WAREMA

Producción de venecianas interiores en la década de 1960

Los inicios

La historia de éxito de WAREMA empezó con paso firme y voluntarioso el año 1955. Hans-Wilhelm Renkhoff y Karl-Friedrich Wagner fundaron conjuntamente una empresa de fabricación de cortinas verticales de metal ligero.

Un producto, cinco empleados y toneladas de motivación fueron el capital inicial del joven emprendedor. Y muy pronto, sus esfuerzos se vieron recompensados. En su cuarto ejercicio fiscal, el balance de la empresa contaba con 45 empleados que fabricaban cortinas verticales por un valor de 1 millón de marcos.

En 1958, el éxito de la empresa se vio ensombrecido por la muerte en un accidente de Karl-Friedrich Wagner. A partir de ese momento, Hans-Wilhelm Renkhoff se hizo con el control de toda la empresa.

Plantilla
Construcción de un edificio de la empresa

La empresa crece

El primer centro de producción de la exitosa empresa pronto se volvió demasiado pequeño, por lo que se empezó la construcción de la primera parte de la sede central actual de la empresa. Desde entonces, no hubo prácticamente ningún año en el que no fueran necesario realizar ampliaciones y anexiones.

Asimismo, la gama de productos también creció constantemente. Ya en 1959, además de las venecianas interiores, también se fabricaban cortinas enrollables, y poco después llegaron las persianas enrollables de aluminio. Las persianas enrollables completas de WAREMA resultaron ser un líder de ventas que impulsaron todavía más el crecimiento de la empresa.

En el año 1967, la veneciana exterior "Super 80" se añadió al catálogo de productos. En la actualidad, ha evolucionado hasta igualar al resto de venecianas exteriores. En la década de 1970, destacó el lanzamiento de las cortinas verticales, los sistemas de oscurecimiento y los toldos.

La empresa fabricaba internamente los componentes de las instalaciones de protección solar que no podían comprarse. Como consecuencia, desde la década de 1970, la empresa también empezó a fabricar internamente piezas de plástico y componentes de control. Además, aún hoy en día WAREMA continúa diseñando y fabricando máquinas y herramientas especiales.

Empleado
Señora, veneciana
Empleado en la máquina

Cercanía con los clientes

La cercanía con los socios especializados era algo muy importante para Hans-Wilhelm Renkhoff. Este es el motivo por el cual, en el año 1984, la empresa ya había fundado 15 filiales por toda Alemania.

Después del cambio político, se añadieron dos filiales más, una en Dresde y otra en Leipzig. Las filiales comerciales locales se encargan del trato con los clientes. Hasta el presente, son estas mismas filiales comerciales locales las que se han encargado de vender nuestras soluciones de protección solar a los distribuidores de WAREMA.

Feria, toldo
Feria, personal del stand

Un cambio generacional realizado con éxito

En 2001, la hermana del fundador asumió la presidencia del Consejo de Dirección del Grupo WAREMA. Angelique Renkhoff-Mücke continúa la obra de su progenitor.

Bajo su mandato, WAREMA se ha centrado en la protección solar. Y la empresa ha ido aumentando constantemente su presencia en el mercado internacional.

"Mi padre puso la primera piedra de nuestra posición actual en el mercado de las protecciones solares. Desde 1955, el año de la fundación, hemos crecido constantemente hasta convertirnos un líder en la gestión de luz natural".

Angelique Renkhoff-Mücke
 Tatjana Lührs
Tatjana Lührs
+49 9391 20-3919
Gestión de luz natural
Gestión de luz natural

¿Qué nos identifica como gestor de la luz natural?
Más información